QUÉ DIFÍCIL ES EL AMOR PARA UN OTAKU