LA REPÚBLICA DE LA LUCHA