HORA CERO: CRISIS TEMPORAL