EL BATMAN QUE RÍE: LOS INFECTADOS