CIENCIA OSCURA 7. LA EXTINCIÓN ES LA NORMA